viernes, 22 de mayo de 2009

Muerte de un viajante, hoy y mañana en el Gayarre

Muerte de un viajante se ofrece hoy viernes y mañana sábado en el Festival Teatro Gayarre, con entradas a 23, 19 y 6 euros. Según el equipo que la ha montado, es una propuesta oportuna para estos tiempos de crisis y desengaño. Jordi Boixaderas ha sido el encargado de dar vida a Willy Loman, ese vendedor ambulante que vive de falsas esperanzas e ilusiones y de las miserables comisiones que consigue después de hacer un montón de kilómetros. Sin embargo, tras una discusión con su jefe, es despedido y esto precipita una caída con final trágico. El intérprete, que ha recibido excelentes críticas por este trabajo, cree que Willy Loman es un tipo normal que representa a tantas personas que, sin duda, se verán identificadas con este montaje.

El actor cree que, como "teatro político" que es, también deja espacio para nuevas preguntas y para defender que "nadie está obligado a seguir ciegamente los señuelos que nos pone la sociedad"; y más en estos tiempos en que "se está destapando la gran estafa mundial".

Ficha artística. Jordi Boixaderas (Willy Loman), Rosa Renom (Linda Loman), Pablo Derqui (Biff Loman), Oriol Vila (Happy Loman), Camilo García (Charley), Víctor Valverde (Ben), Anabel Moreno (mujer), Frank Capdet (Howard), Bernard (Guillem Motos), Maria Cirici (señorita Forsythe/Jenny), Carles Cruces (Stanley) y Raquel Salvador (Letta).

Ficha técnica. Mario Gas (dirección), Eduardo Mendoza (traducción), Miguel Ángel Coso y Juan Sanz (escenografía), Antonio Belart (vestuario), Carles Lucena (iluminación), Àlex Polls (sonido y banda sonora), Álvaro Luna (vídeo).

El autor. Arthur Miller. Considerado como uno de los mejores dramaturgos del siglo XX, es autor de obras emblemáticas como Las brujas de Salem y Muerte de un viajante, entre otras, su nombre fue sinónimo de audacia y ruptura. Escritor comprometido, supo trasladar a los escenarios el conflicto del ser humano y el espíritu crítico; arremetió contra el masificador antihumanismo estadounidense, se acercó al marxismo, pero también lo criticó.

Si queréis podeis pinchar para ver la entrevista que publica Diario de Noticias y que aquí extracto, entrevista al director, Mario Gas:

Creo que el texto habla por sí mismo. Es un texto paradigmático del siglo XX. En el teatro norteamericano se suele hablar de que Muerte de un viajante marcó un antes y un después. Miller recogió todo el despegue de la escena americana desde finales del siglo XIX hasta la primera mitad del siglo XX y, a partir de ahí, empezó a conseguir verdaderos dramas o tragedias laicas que, hablando mucho de personas de su entorno, alcanzaron la categoría de lo universal. Por todo esto decidí hacer la obra y también porque creo que un teatro público municipal como es el Teatro Español de Madrid debe trabajar desde la memoria, desde calidad para poder partir hacia otro tipo de experimentaciones. Y debe hacer, antes o después, el montaje de una obra como ésta.

El hecho de que Muerte de un viajante se siga representando en muchos teatros del mundo quiere decir que la sociedad evoluciona, pero sólo aparentemente, ya que de algún modo las personas de carne y hueso y las estructuras siguen teniendo ese conflicto que hace que esta obra sea una parábola de lo que sucede hoy. Y más en estos tiempos, con una crisis que proviene del neoliberalismo capitalista. No en vano, el texto de Miller es una crítica feroz del capitalismo salvaje como aniquilador de los sueños individuales y colectivos de la gente que quiere ser feliz en esta vida.

3 comentarios:

Ilune dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ilune dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ilune dijo...

Os animo a participar en el tema candente que se ha planteado en ilunik: "Pamplona 2016, no se olvide del teatro aficionado. http://www.ilunik.com/pamplona-2016-no-se-olvide-del-teatro-aficionado/