martes, 4 de mayo de 2010

Urtain, de Animalario, arrasa en los Premios Max

Urtain, de Animalario y el Centro Dramático Nacional, fue la gran triunfadora de la XIII edición de los Premios Max de las Artes Escénicas. La ceremonia de entrega de galardones en el Auditorio del Museo Reina Sofía de Madrid, se desarrolló en un ambiente íntimo y teatral. Sin embargo, la sorpresa fue la gran ausente, ya que, horas antes de la entrega, la SGAE colgó por error la lista de ganadores en su web, lo que provocó que la mayoría de los invitados acudiesen conociendo qué se escondía dentro de los sobres que anunciaban los premios.

Podéis pinchar aquí para ver cómo este especialista que os escribe prácticamente no acertó ni una cuando dio su votación en febrero. En negrita, las coincidencias de mi voto con los premiados finalmente.

Una interferencia. Una "interferencia informática", que la SGAE está "investigando", es la causa de la publicación en la web de los Premios Max del acta con los ganadores de la 13ªedición. El coordinador de los premios, Óscar Millares, explicó que la lista estuvo colgada, por un motivo que se desconoce, el tiempo suficiente para que una periodista de El País la imprimiera y la colgara en su edición electrónica.

Blanca Portillo (Hamlet) y Roberto Alamo (Urtain), como mejores actores protagonistas; y Carmen Machi (Platonov) y Alfonso Lara (Urtain), como secundarios, se llevaron a casa su galardón.

Urtain se llevó un total de ocho manzanas, y además de los premios para dos de sus actores se alzó ganadora como mejor espectáculo de teatro, mejor autor teatral en castellano (Juan Cavestany), mejor composición musical (Nick Powell), mejor director de escena (Andrés Lima), mejor escenografía y mejor diseño de iluminación. La Compañía Animalario sumó un premio más como mejor empresario o productor privado por este montaje y otros como Baile, sólo parejas o Tito Andrónico.

En la categoría de mejor intérprete femenina de danza, el premio fue para Eva Yerbabuena, por Lluvia, montaje que también fue distinguido como mejor espectáculo de danza; mientras que el premio al mejor intérprete masculino de danza fue para Antonio Najarro (por Jazzing flamenco).

En otras categorías, Sol Picó ganó el Max a la mejor coreografía por El llac de les mosques; a título póstumo, se reconoció el trabajo de Manuel Gas como mejor director musical por Sweeney Todd; mientras que Yllana ganó el premio al mejor espectáculo infantil por ZOO.

Durante la gala, el autor Josep María Benet i Jornet recibió el Max de Honor; Pep Bou y sus burbujas de jabón mágicas fueron galardonados con el Max Nuevas Tendencias; el Max Iberoamericano recayó en el Celcit (Centro Latinoamericano de Creación e Investigación Teatral), y el fotógrafo Ros Ribas recibió el Premio Max de la Crítica.

Otros premios:

· Mejor espectáculo de teatro musical. Cabaré de caricia y puntapié, El gato negro.

· Mejor autor teatral en euskera. Maite Agirre y Garbi Losada, por Putzuak lehortzen.

· Mejor adaptación de obra teatral. Eduardo Mendoza, por Mort d"un viajant/Muerte de un viajante.

1 comentario:

Mira dijo...

Ayer fueron entregados
los premios de la manzana,
referentes del teatro,
y que premios Max se llaman.

Y por si tuvieran poco
los amigos de la SGAE
meten la pata hasta el fondo
y filtran tres horas antes
la lista de ganadores,
que así, durante la tarde,
se supieron triunfadores
y pudieron prepararse
sus discursos con esmero
para después no trabarse
al subir a recogerlos.

Mención aparte merece
el formidable guión
que diferentes intérpretes
(y al frente ese gran actor
que todo elogio merece)
defendieron con pasión
trayéndonos al presente
esas joyas inmortales
que vivirán para siempre
en las tablas teatrales.

Otra cosa diferente
es el reparto de premios,
otorgados, como siempre,
a los “cabezas” del gremio
con apoyo de sus gentes.
Sí resulta poco serio
que no aprendan del pasado
y confundan “gala de premios”
con “mítin interesado”…
“pareciendo” que los premios
están muy politizados.

http://miralarima.wordpress.com