martes, 23 de junio de 2009

El Teatro Arriaga recupera la primera comedia musical vasca, de 1974, Bilbao Bilbao, del mítico grupo Karraka

Levanta el telón del Teatro Albéniz. El fundador de Bilbao, don Diego López de Haro, aparece encarnado en La Otxoa, ataviada con un vestido de raso, pestañas postizas y zapatitos de tacón. El público contempla extasiado el crimen de Belosticalle, la apoteosis del Athletic Erotic, el caso de la profesora de euskera que, desesperada porque nadie sabe hablar en Bilbao la lengua de sus antepasados, decide poner fin a su vida, el cuplé dedicado a la Ertzaintza y el pasodoble abertzale con la Otxoa vestida de flamenco, cantando: "Gudari, ay mi gudari, tú eres lo más abertzale que pude encontrar fuera de Euskadi; tú serás mi pelotari, dueño de mi corazón".

Bilbao Bilbao, considerada la primera comedia musical vasca, se estrenó en 1974 durante la celebración de la Semana Grande. "Era una revista cutre, ambientada en ese Bilbao de los tomates y bacalao, los pantalones de mil rayas y la virgen de Begoña, pero marcó toda una época porque por primera vez se ponía la historia de la ciudad en solfa y se utilizaba un humor satírico", explica el actor, autor y director de teatro Ramón Barea.

Ramón Barea (Bilbao, 1949), recuerda con nostalgia aquellos tiempos, en los que recorría las carreteras de todo el Estado en una furgoneta junto los demás miembros de la compañía: Itziar Lazkano, Álex Angulo, Felipe Loza, Loli Astoreka, Ramón Velasco... Muchos de ellos habían pertenecido anteriormente a otra emblemática compañía de teatro vasca, Cómicos de legua, nombre con el que se denominaba en siglos anteriores a los miembros de compañías ambulantes, ya que debido a la mala reputación de la profesión teatral, se les obligaba a acampar a una legua de las murallas de la ciudad. "Y como su nombre indicaba, nos dedicábamos a vivir ambulantes, sin recursos apenas para sobrevivir, aunque manteníamos la misma ilusión que el primer día". Recuerda Barea que actuaban en sitios tan inverosímiles como frontones, plazas o calles acercando al público actuaciones memorables, en muchas ocasiones no muy del agrado de la censura franquista.

Veinticinco años más tarde, esta obra, que se convirtió en un auténtico hito social, entrará por la puerta grande del Teatro Arriaga, que la ha programado del 24 de septiembre al 4 de octubre. Ramón Barea ha conseguido reunir prácticamente a todos aquellos compañeros de viaje. "Al principio cuando les hablé de volverla a llevar al escenario se mostraron un poco escépticos. Era como volver a quedar con su primera novia y recordar aquellos años de escasez de medios, de dinero... Se mezclaba un sentimiento doloroso y la ilusión de volver a trabajar juntos. Poco a poco fueron cambiando de idea y ahora han confesado que les apetece muchísimo", explica Barea.

Su trayectoria profesional les ha llevado por diferentes caminos, pero todos han decidido hacer un pequeño paréntesis y abordar este nuevo proyecto. No faltará a la cita Álex Angulo, que acaba de rodar la segunda parte de la serie Hermanos y detectives, aunque de momento no se emitirá en televisión, y la película ¿Qué será de Baby Grace? bajo las órdenes de Armand Rovira. Itziar Lazkano compaginará la revista con la grabación de los capítulos de Vaya semanita. Loli Astoreka acaba de terminar Secretos de cocina, dirigida por Aizpea Goenaga y pronto comenzará la grabación de nuevos capítulos de El comisario. Se unirá también Esther Velasco, cuyo nombre como actriz ha llegado últimamente a los grandes titulares de las audiencias de la mano de la serie televisiva Mi querido Klikowsky, pero que tiene tras de sí una larga trayectoria labrada en grupos como Karraka o Cómicos de la Legua, viejos compañeros de viaje en su aventura. Y en esta ocasión, se incorporará también Gurutz Beitia, que por su edad no pudo estar hace 25 años. El único que no podrá estar en esta aventura teatral será Cesar Saratxu. Y es que Peter Brook, gran referencia del teatro internacional, prepara nuevo montaje y ha incorporado al actor vizcaino para su nuevo espectáculo.

En esta ocasión los actores y actrices tendrán más tiempo para ensayar. "Recuerdo que cuando la estrenamos, el teatro Albéniz estuvo ocupado hasta el día anterior. Tuvimos que ir a la una de la madrugada a probar la iluminación, montar el escenario y hacer un pequeño ensayo general. No nos dio tiempo a más. A las ocho de la tarde se levantaba el telón. Hicimos dos funciones diarias. Fue un auténtico éxito de taquilla, era dificilísimo encontrar entradas, incluso hubo reventa", explica Ramón Barea.

Pero ¿los espectadores de hoy en día entenderán el mensaje de esta comedia musical, que ofrecía un Bilbao psicótico, neurótico, erótico y nostálgico? "Podríamos haber mantenido los mismos textos porque mucha gente los seguirían entendiendo y comprendiendo, pero Bilbao ha cambiado mucho. Se ha convertido en una ciudad de servicios tras la construcción del Guggenheim y es lógico que las preocupaciones de los bilbainos hayan variado. Van a ver aquella revista de hace 25 años, un tanto cutre, pero más atractiva, con más belleza, porque los tiempos han cambiado".

Producciones propias del Arriaga

La iniciativa de recuperar esta revista musical ha sido del Arriaga. Su director artístico, Emilio Sagi, presentaba recientemente la programación, en la que apuesta por las producciones personalizadas, generadas desde la propia casa, muchas de ellas en colaboración con terceros. Esa es el caso de Bilbao Bilbao, que será la primera creación de la temporada 2009-10, y con la que el Arriaga pretende homenajear a aquellos que hace un cuarto de siglo y casi sin recursos lograron divertir a esta ciudad primero y a todo el Estado después. Después, retomarán el testigo producciones propias de zarzuela como El barberillo de Lavapiés los días 27, 28, 30 y 31 de enero, óperas como L´IIsola disabiata del 11 al 14 de febrero y la infantil Ni fu ni fa sostenido del 5 al 10 de marzo. La producción teatral 19:30, dirigida por Adolfo Fernández y Ramón Ibarra sobre un texto de Patxi Amezcua, cerrará la programación de teatro del 20 al 24 de abril. Y la producción propia de la zarzuela en euskera Mirentxu de Guridi pondrá el broche de oro de la nueva temporada los días 19, 22, 24 y 26 de junio. Esta última zarzuela se estrenó precisamente hace cien años.

No hay comentarios: