martes, 22 de febrero de 2011

Conciertazo en Pamplona: la joven pianista Yuja Wang



La joven virtuosa china YUJA WANG, considerada como una de las pianistas más importantes de la actualidad, va a ofrecer un concierto en el escenario del Teatro Gayarre hoy martes, 22 de octubre, a las 8 de la tarde. El pasado domingo, Telediario de TVE 1 cerró su informativo del mediodía con una entrevista a la intérprete.

Con este concierto, en el que se van a interpretar obras de Rachmaninoff, Schubert, Scriabin, Mussorgsky, Mendelssohn y Saint-Saens, se pone en marcha el periodo correspondiente a 2011 de la presente edición del ciclo de música de cámara del Teatro Gayarre GRANDES INTÉRPRETES.

La pianista china Yuja Wang (Beijing, 1987) impresiona por su depurada técnica y madurez artística que combinan con la espontaneidad y frescura propias de una chica de 23 años. Cuando tenía 16 dejó su país natal para estudiar en Estados Unidos. Un problema con el visado de sus padres aceleró su independencia. Supo aprovecharlo y eso forma parte de su personalidad y también de su carrera, aún corta pero sin duda prometedora.

La temporada pasada el periódico The San Francisco Chronicle escribió: “La llegada al panorama musical de la pianista china Yuja Wang es un acontecimiento estimulante y desconcertante. Escucharla en acción supone reexaminar cualquier creencia que pudiéramos tener sobre lo que quiere decir tocar el piano”.

Yuja ha colaborado ya con muchas de las principales orquestas del mundo como las Sinfónicas de Baltimore, Boston, Chicago, Houston, New World y San Francisco, la Orquesta de Filadelfia, Tonhalle o las orquestas Filarmónicas de China y Nagoya, y la Sinfónica de la NHK.

Hace once años que estuvo por primera vez en España, en un concurso de piano en las islas Canarias. Desde pequeña comenzó su relación con el piano. Apenas tenía seis años cuando recibió las primeras clases y sus padres tuvieron bastante que ver en ese aprendizaje. Su padre es percusionista y su madre bailarina.

La estricta enseñanza que recibía en su país, donde no siempre podía hacer lo que quería, y el deseo de sus padres para que continuara con su formación en el extranjero fueron el motivo de su aventura americana que comenzó con 16 años. Su marcha marcó probablemente su vida profesional, pero también la personal. En Estados Unidos encontró gran libertad para tocar, aunque ahora considera que ya ha cumplido un ciclo y quiere venir a Europa: "La mayor parte de la música que estoy tocando viene de aquí, por eso me gustaría seguir con mi formación en este continente", ha asegurado la pienista en varias ocasiones. De esa independencia se contagia su vida profesional, por ejemplo, a la hora de elegir repertorio.

En la actualidad tiene repleta la agenda con conciertos por medio mundo, pero saca tiempo a diario para seguir con su formación.

Ante el futuro, tocar con la Filarmónica de Berlín es su próximo reto. "Y eso es también muy importante para mí", dice. De momento no se plantea componer y piensa más en las próximas grabaciones. Cuando se le pregunta si echa en falta poder hacer cosas que son comunes en chicos de su edad, Wang lo tiene bastante claro: "Creo que he sacado lo mejor de ambos mundos, del de mi juventud y del de artista". Argumenta que viajar y conocer distintos países y culturas es un sueño de todo joven y ella lo ha logrado gracias a ser pianista.